Suite del Valle

La Suite del Valle es especial. Es una “casita” de aproximadamente 70m2 completamente separada del resto de las instalaciones del hotel y que parece estar colgada en la montaña. Desde sus grandes ventanales, su porche o su jardín privado, se disfrutan unas increíbles vistas del valle del Tiétar, del pantano de El Rosarito, de los montes de Toledo y de la sierra de Guadalupe: un horizonte inmenso donde se pierde la vista. Está equipada para que la estancia sea realmente única: chimenea para el invierno, calefacción por suelo radiante, a/c independiente, máquina de café y calentador de agua para tés e infusiones variadas, minibar con cervezas y refrescos, terminal de ipod, wifi gratuita, tv y reproductor de dvd y blueray,  cuarto de baño con ducha doble y jacuzzi doble, albornoz y zapatillas, secador de pelo y productos de acogida elaborados sin parabenos ni conservantes. Tenemos a su disposición una carta de almohadas.